Panamá siempre ha sido uno de los lugares cuyas condiciones climáticas, políticas y económicas ha atraído un gran flujo de personas extranjeras que desean residir y hacer una nueva vida en este país tropical.

La mayoría de las leyes panameñas migratorias han sido creadas para promover la inversión extranjera, lo cual beneficia el entorno y la economía local. En la actualidad, y a pesar de la pandemia, las políticas migratorias regidas por la Autoridad Nacional de MIgración, siguen siendo las más recomendadas por ser asequibles y tener menos restricciones que en otros países similares.

Para solicitar residencia permanente, es necesario tener en cuenta la obligación de contar con un abogado en Panamá al momento de preparar la solicitud, e incluir al menos dos visitas al país para la ejecución de trámites personales.

El gran beneficio que conlleva todo este procedimiento, es que, al obtener la residencia permanente, esta es otorgada solo una vez, sin necesidad de volver a renovarla.

Los beneficios económicos y migratorios que ofrece Panamá

  • Los inversionistas con residencia permanente, haciendo uso de su número de identificación fiscal, poseen una buena seguridad jurídica, pueden abrir cuentas bancarias y realizar cualquier tipo de trámite administrativo.
  • El uso del Dólar de los Estados Unidos de América como moneda de curso legal facilita miles de transacciones realizadas diariamente con los diferentes mercados del mundo.
  • El sistema fiscal panameño es de tributación territorial; eso quiere decir que todos los ingresos procedentes del extranjero están completamente libres de impuestos.
  • Todo ingreso obtenido en el extranjero y los dividendos, no están sujetos a ninguna obligación respecto a la seguridad social.
  • Panamá cuenta con un sistema bancario de primer nivel, con solidez financiera y reservas bancarias legales para evitar el sobre apalancamiento de activos por parte del banco, lo que significa, seguridad jurídica para las cuentas de depósito de los cuentahabientes.
  • La ciudad de Panamá, es un popular centro de negocios internacionales.

Categorías migratorias más recomendadas para solicitar la residencia permanente.


Es importante tener en cuenta que solicitudes de visa y permisos de residencia por ley deben ser solicitados través de un abogado en Panamá.

Jubilado o Pensionado

Panamá es líder en los destinos para retirarse después de la vida laboral, con factores ventajosos como la facilidad de conseguir la residencia, el disfrutar de un buen sistema de salud, un clima agradable y el bajo costo de vida.

El interesado debe poseer una jubilación o pensión vitalicia por parte de un gobierno extranjero, organismo internacional o empresa privada.

Esta deberá ser probada por una carta de administración de pensiones, de fideicomiso, de fondos mutuos, de seguros o de banca; que certifique que existen los fondos.

Estos no pueden ser inferiores a mil dólares ($1,000.00) y la verificación tiene la finalidad de constatar que cuenta con suficientes medios económicos para sufragar todos sus gastos de subsistencia y de sus dependientes en el país.

Inversión en bienes inmuebles

Desde hace muchos años, Panamá ha tenido una creciente demanda de negocios en Bienes Raíces. El aspirante con esta subcategoría por solvencia económica, deberá obtener a título personal bienes inmuebles por un valor mínimo de trescientos mil dólares ($300,000.00) o su equivalente en moneda extranjera.

Este inversor, además de tener la ventaja de adquirir hermosas propiedades en la ciudad, la playa o la montaña, también contará con un proceso muy sencillo de residencia.

Extranjeros nacionales de países que mantienen relaciones amistosas, profesionales, económicas y de inversión con Panamá.

La visa “Países Amigos de Panamá” o “Friendly Nations Visa” se ha convertido en una de las maneras más fáciles de obtener la residencia en Panamá. Primero, se otorga un permiso de residencia temporal junto con un documento de identidad que, tras 4-6 meses, puede transformarse en una residencia permanente.

A partir de agosto de 2021, el solicitante deberá acreditar su actividad económica o profesional a ejecutar dentro del país, con la finalidad de aspirar a la residencia permanente.

Dicha acreditación podrá ser por razones laborales a través de una empresa debidamente registrada en Panamá o por inversión de $200,000.00 dólares en bienes inmuebles.

Los países que específicamente podrán optar por este tipo de categoría son: Alemania, Andorra, Argentina, Australia, Austria; Bélgica, Brasil, Canadá, Chile, Costa Rica, Croacia, Chipre, Dinamarca, EEUU. Eslovaquia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Gran Bretaña, Grecia, Hungría, Holanda, Hong Kong, Irlanda, Israel, Japón, Letonia, Lituania, Liechtenstein, Luxemburgo ,Malta , México, Montenegro, Mónaco, Noruega, Nueva Zelanda , Paraguay, Polonia, Portugal, República de Corea, República Checa, San Marino, Serbia, Singapur, Sudáfrica, Suiza, Suecia, Taiwán y Uruguay.

Nueva Residencia Permanente en Calidad de Inversionista Calificado en Panamá.

A través de esta categoría, se otorga la residencia permanente a aquellos extranjeros que inviertan un monto mínimo de $500.000, bien sea a título personal o a través de una persona jurídica.

Hay cuatro opciones para acceder a este permiso:

Inversión Inmobiliaria:

Inversión en propiedades hasta completar un valor de $500.000.

Por razón de Inversión Inmobiliaria mediante un contrato promesa de compraventa:

Inversión mínima de $500,000.

Se debe realizar por medio de un depósito de fideicomiso manejado por un banco o empresa fiduciaria del país.

Se debe aportar una copia autenticada del contrato de compraventa, debidamente inscrito en el Registro Público de Panamá y, una copia autenticada o el original del contrato de fideicomiso.

Por razón de inversiones realizadas a través de una Casa de Valores con licencia aprobada por la Superintendencia del Mercado de Valores de Panamá:

La inversión debe ser realizada en títulos valores de emisores, cuyos negocios incidan en el territorio nacional, a través de la Bolsa de Valores de Panamá y cuyo compromiso se mantenga por al menos 5 años desde el momento en que se perfeccione dicha inversión.

Por razón de Inversión en Depósito a Plazo Fijo en el Sector Bancario:

Inversión mínima de $750,000, cuyo depósito tenga un mínimo de validez de 5 años y libre de todo gravamen.

Recomendaciones Finales

Sin importar el tipo de visa o trámite que elijas, el proceso requiere el apoyo de un abogado en Panamá.

En Ferguson & Ferguson estamos a tu disposición para ayudarte con esta nueva aventura y, por todas las ventajas económicas mencionadas y la sencillez en los trámites, te recomendamos abiertamente animarte a obtener un permiso de residencia en Panamá.

Este es un país que vale la pena conocer y explorar durante mucho tiempo; así que, si está entre tus planes el invertir, retirarte, emprender, ser nómada digital o cambiar un poco tu vida, encontrarás en Panamá un refugio seguro y hermoso, para ti y tus seres queridos.